Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

#LASRECETASDEHIJOLUSA

Volver
Confitadas

Patatas Bravas al Estilo de Sergi Arola

Imprimir
6 Personas
50 Minutos
Fácil

Qué sí. Las patatas bravas son un manjar. Pero… ¿y si rizamos el rizo y conseguimos una presentación espectacular? ¿Te apuntas?

De bocado y al estilo de preparación de Sergi Arola. Toma nota.

Ingredientes

Para las Patatas:
2 patatas grandes de La Huerta de Doña Rogelia Especial Cocer
Perejil
Aceite de girasol
Aceite de oliva suave
Sal

Para la Salsa Brava:
Aceite de oliva virgen extra
3 dientes de ajo
3 guindillas cayena
Pimienta blanca
500 g de tomate pera sin piel ni semillas
Un chorrito de vinagre de Jerez
Sal
Azúcar
Pimienta blanca

Para el Alioli:
Aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
1 yema de huevo
Sal

Otros:
Perejil muy picado

Pasos

Cortamos las patatas en rodajas gruesas y con el utensilio de quitar los corazones a las manzanas (grande), cortamos cilindros.

Hacemos un pequeño agujero en la parte superior de cada cilindro de patata con un saca-bolas pequeño y las ponemos a confitar en una sartén o cazo, con abundante aceite de oliva mezclado con aceite de girasol a partes iguales.

Cuando estén confitadas, las freímos en otra sartén con abundante aceite de oliva, bien caliente, hasta que queden ligeramente doradas. Las sacamos y reservamos en papel absorbente y las ponemos a punto de sal.

Empezamos a preparar la salsa ali oli. Picamos el ajo y lo ponemos junto a la yema de huevo en un recipiente, y con la batidora vamos montando nuestro ali oli agregando el aceite de oliva en hilo. Vamos moviendo el brazo hacia arriba y hacia abajo para que monte. Agregamos sal y reservamos en un biberón de cocina para facilitar el montaje posterior.

Pasamos ahora a hacer la salsa brava. En una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra sofreímos los ajos laminados y la guindilla cayena picada. Cuando los ajos estén dorados, añadimos los tomates pelados, sin semillas y cortados en cuartos. Rectificamos de sal, pimienta y azúcar y sofreímos unos minutos.

Cuando esté lista la salsa, la pasamos por el pasapuré (no sirve robot de cocina) para que no pierda color, y la dejamos enfriar en la nevera.

Por último, montamos el plato cogiendo las patatas y agregando en cada una de ellas, primero, la salsa brava y, después, el ali oli, en las mismas cantidades. Terminamos espolvoreando perejil muy fino, y montamos en una bandeja.

¡A disfrutar de este delicioso bocado!